fp-banner-design

NUESTRA HISTORIA

Transcurre 1739 cuando Simó Torner, tonelero de profesión, contrae matrimonio con Teresa Estalella, hija también de tonelero. Así se dio continuidad al taller de la familia Estalella y derivó hacia la saga Torner, que continua en distintas ramas hasta nuestros días.

Alrededor de 1950 Josep Torner i Jové (sexta generación) y su hijo Josep Torner i Martí, después de trabajar en distintas ubicaciones, abren un nuevo taller en Vilafranca del Penedès, y en 1998 es cuando se traslada a Sant Cugat Sesgarrigues, donde Boteria Torner se encuentra en la actualidad, siendo Agustí Torner Samper su gerente, octava generación.

LAS INSTALACIONES

Disponemos de unas instalaciones de más de 9.300 m2 de los que 1.800 son pabellones.

El roble que se utiliza debe reposar un mínimo de 24 meses al aire libre a fin de que la lluvia y el sol se encarguen de ir eliminando las impurezas de la madera.

La naturaleza actúa de forma que quede bien seca la madera, periódicamente se controla la humedad de esta madera expuesta al aire libre hasta quedar entre el 15 y 18%, grados adecuados para iniciar la construcción de la barrica; una vez preparada la madera, el tonelero empieza a seleccionarla y darle forma.

Las duelas tienen un grueso que oscila entre 20 y 40 mm en función de la capacidad del barril a construir.

1739 - Vilafranca del Penedès