Nuestro proceso de fabricación

Cuando recibimos la madera seca ya desde procedencia, se trabaja para darle la forma necesaria para construir la barrica. Duela a duela la barrica queda montada y se pasa al fuego. Con la combinación del calor y la humedad del agua que se le aplica, se le da a la
madera una flexibilidad que permite dar forma a las duelas hasta que queda totalmente cerrada y seguidamente se le aplica el tostado deseado para cada cliente.

Después de pasar y quedar tostada por el fuego, el artesano deja a nivel la barrica, le hace la tiesta y ranura a fin de adaptarle los fondos o tapas. Una vez serrado y ribeteado el fondo, se adapta a la barrica y ya a continuación se pican los aros hasta conseguir la presión necesaria con el fin de quedar herméticamente cerrada. Finalmente pasa el control de estanqueidad para confirmar que no tiene fugas, se pule y queda preparada para cumplir su misión, que no es otra que criar excelentes vinos y brandys.

Pueden observar las distintas partes de todo el proceso en el video que se ofrece a continuación: